Páginas

El loco.

1. En la hoguera.
 
El silencio.
La cordura.
Vamos a bailar en la hoguera.

La luna llena.
La locura.
Vamos a bailar en la hoguera.

Corredores.
Sobre el pasto.
Vamos a bailar en la hoguera.

2. Es el fin.

Cuando todo te empuja a vivir de tu reflejo y cuando las voces que oyes quieres que seas un fascista, es el fin.

El delirio no es tal pero solo hay quimeras, la mañana ya nació y la luna también. Es el fin.

Todo sigue en movimiento, no hay problemas para nadie. La ciudad grita y se incendia en la calma absoluta. Es el fin.

3. Luna llena.

Esta noche la luna canta para los dos; nuestro encuentro fue un llanto ahogado, un par de lágrimas talvéz. La luna se le esconde tras la montaña al caminante, en el río se refleja su sonrisa de viajera solitaria y soñadora.
En las nubes se dibuja la caricia de tu luz; las estrellas, en silencio, se preparan para dormir. La luna se le esconde tras la montaña al caminante, en el río se refleja su sonrisa de viajera solitaria y soñadora.
4. Canción nocturna.

Quiero ver las estrellas a lo lejos en la noche. Quiero perderme en el azul del contorno de un sol.

Veo a los árboles crecer, en la noche beben de la brisa. Quiero perderme en el bosque y buscar tu corazón.

El río corre sin cesar soportando la muerte. Voy a descansar en la caricia de la luna y olvidaré, olvidaré el dolor.

5. El baile de las hojas secas.

Los perros ladran afuera y yo oigo una canción en mi mente. Voy a perderme en la oscuridad de la noche con una caja de vino barato. La luna besa el silencio de los amantes y descansa después en el horizonte más hostil. Los arboles negro se alzan y los perros ladran aun, en un lugar que no conozco.

6. Mundo basura.

Hola mundo basura de rosas en silencio, de ríos pestilentes y cantos sin futuro. Hola asfalto duro y cruel, me has visto caminar bajo el cielo gris, hola perro de ciudad parece que esta vez no me seguirás.
Hola yonkis y ladrones que roban y mueren, vamos juntos al infierno a luchar a cuchillo. Hola asfalto duro y cruel, me has visto caminar bajo el cielo gris, hola perro de ciudad parece que esta vez no me acompañarás.

7. El loco.

El paraíso se ha perdido en el llanto de un perro moribundo.

La caricia del silencio a las aves iracundas es ahora un misterio para los viajeros que buscan arrepentidos al amor.

Las llaves del infierno están puestas en la pared del olvido, donde las aves cantan una canción desesperada sobre el llanto de los girasoles y las rosas.

Ya no hay prisa, ya no hay lugar para el desamor, ahora todos cantemos una canción sin nombre para olvidar el recuerdo del pasado que nos atormenta. Olvidemos el llanto de las palomas que se ha perdido en el silencio y en el susurro de las paredes olvidadas que son raídas por el abandono y el desapego de los mortales. Oremos por las almas inmortales que se han perdido en la oscura noche.

8. El valle de la lluvia.

Mil besos a la calma en las cicatrices del cielo. Acaricio un horizonte en el rojo arrebol. Bailemos una danza sin nombre. Descansaremos en la pradera. Descansaremos en el valle. Vienen las aves a buscar su alimento entre canciones que quiero olvidar. Ahora que nada se ha perdido en la búsqueda de las rosas marchitas, de los corazones sangrantes y de los pies blasfemos…

9. Estrella vagabunda.

Caminé muchas veces tras una estrella y me sumergí en el río para buscarla, perdí la cordura y mi corazón. Perdí algo de tiempo y una botella de vino.

Estrella vagabunda muere sin mí.

Miré muchas veces hacia el cielo y subí a la montaña para abrazarte, perdí una guitarra y una canción. Perdí mi libreta y un poema sobre ti.

Estrella vagabunda, brilla hasta el fin.

10. Vuela hacia el mar.

Veo caer la lluvia sobre los parpados de las flores. Aquí el agua baja por los pies de un árbol cariñoso. Vuela hacia el mar.

La luna está cansada de escuchar canciones que hablan sobre su dolor. El infierno de los muchos late en el corazón del río sucio. Vuela hacia el mar.

11. Canción al aire.

Salgo a caminar por las calles de siempre, pero esta vez el cielo gris oculta al sol. Miro mis pies y bajo ellos el asfalto. Camino en silencio para oír a la lluvia. Las flores que imagino se incendian al paso de la luna.  A veces los perros encuentran algo en la basura.

Los ranchos de madera parecen caerse a pedazos y la basura se desparrama como el progreso. El cielo llora y donde no llega hay sequia. Las petroleras han dejado la tierra reseca. Las flores que imagino se incendian al paso de la luna.  A veces los perros encuentran algo en la basura.

Ir a la música.